<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

6 elementos del coche que hay que revisar con las primeras lluvias

Por Ruta 401

Muchos usuarios no son conscientes de que la llegada del frío y la temporada de lluvias afecta al rendimiento del vehículo y a la propia conducción. Por ello, es importante que los clientes del taller sepan que hay que realizar una serie de revisiones con la finalidad de que el vehículo esté preparado para estas nuevas condiciones climáticas. ¿Sabes cuáles son estas labores de mantenimiento básicas?

revisiones-lluvia-taller

Neumáticos

Los momentos en que los neumáticos tienen un menor agarre al asfalto es cuando recién empieza a llover, el pavimento se enfría y se humedece, y los neumáticos todavía no se han aclimatado a estas nuevas condiciones.

Esta es una situación a la que se hace frente numerosas veces durante el otoño y los meses de lluvia. Por ello, es importante circular con los neumáticos adecuados y revisarlos regularmente para comprobar que están en condiciones óptimas (por ejemplo, que cuentan con la profundidad de dibujo reglamentaria).

Escobillas del parabrisas

La lluvia es uno de los factores que más afectan a la visibilidad en carretera. Por esa razón, los vehículos cuentan con las escobillas, que ayudan a evacuar el agua de los parabrisas.

Las escobillas deben estar en perfecto estado (que no chirríen o se queden atascadas), así como sus almohadillas, esenciales para eliminar el agua y la suciedad.

Luces

Con la llegada del otoño y de la lluvia llegan también días más cortos y oscuros. De nuevo, la visibilidad en carretera se ve afectada por esta condición, por lo que es indispensable contar con los sistemas de iluminación adecuados.

Durante los meses de invierno se reducen las horas de sol y, por tanto, aumentan las horas en las que se circula con las luces encendidas. En esta época, se deben revisar especialmente todas las luces del vehículo, incluidos los antiniebla, para garantizar que funcionan correctamente. En carretera, es tan importante ver cómo ser vistos.

Aceite

El cambio de aceite es una de las operaciones más comunes en un vehículo. La periodicidad suele venir marcada por el fabricante, aunque se recomienda cambiarlo cada 10.000-15.000 km. También es aconsejable aprovechar el cambio de aceite para realizar la sustitución del filtro.

Batería

Con la lluvia, la humedad y el frío del invierno, es posible que la batería del vehículo sufra más. Por ello, conviene revisarla para comprobar que funciona correctamente. Si la batería del coche está en mal estado, debe ser sustituida, ya que afectará a todo el sistema eléctrico del vehículo. Normalmente las baterías se cambian cada 3-5 años.

Líquido refrigerante

El líquido refrigerante se encarga de mantener el motor a una temperatura constante, que debe ser de unos 90 ºC, y es esencial tanto en invierno como en verano, ya que influye en el correcto funcionamiento de la calefacción y el aire acondicionado. Lo recomendable es cambiarlo cada dos años.

En épocas de frío y lluvia, estos son algunos de los elementos por los que más se acude al taller. Así que, es fundamental estar preparado y contar con el equipo necesario para ofrecer soluciones a estos clientes y concienciarles acerca de la importancia del mantenimiento de su vehículo.

mantenimiento del coche

Categorias: Limpieza y mantenimiento