<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

10 pasos para tintar las lunas del coche

Por Ruta 401

El tintado de lunas es una tarea muy habitual que se puede realizar en talleres de chapa, pintura o mecánica, o en talleres especializados en lunas. Muchos clientes no deciden únicamente tintar las lunas del coche por razones estéticas, también lo hacen por cuestiones de seguridad, intimidad o protección frente al calor o los rayos del sol. Te damos una propuesta de cómo llevar a cabo un tintado de lunas de forma fácil y eficiente.

tintar-lunas-coche.jpg

Tintar las lunas del coche: procedimiento a seguir

El tintado de lunas es un proceso bastante sencillo, pero debe realizarse de forma cuidadosa para no dejar imperfecciones. Sigue estos 10 pasos y obtendrás los mejores resultados:

  1. Desmonta los elementos que puedan interferir en la colocación de la lámina, y protege aquellas zonas susceptibles de ser manchadas o dañadas.
  2. Limpia bien los cristales por ambas caras, ya que si hay restos de suciedad, la lámina no se pegará bien y aparecerán defectos como inclusiones de suciedad. Se puede utilizar TEROSON VR 20.
  3. Coloca la lámina encima del cristal para tomar las medidas y cortarla; deja siempre un margen de uno o dos centímetros. Si la lámina está en rollo, toma las medidas del cristal y transpórtalas para cortar el trozo necesario.
  4. Aplica una mezcla de agua y jabón sobre la cara exterior del cristal con un pulverizador. Coloca la lámina sobre el cristal y ajústalo para quede bien repartido.  
  5. Aplicar calor con pistola de aire caliente (a unos 300º C) en aquellas zonas que aparezcan pliegues. A continuación, con una espátula de goma, presiónalos y desliza la espátula verticalmente para que la lámina adquiera la curvatura del cristal y desaparezcan los pliegues. 
  6. Corta la lámina sobrante.
  7. Retira la lámina de la cara exterior y seca el cristal.
  8. Prosigue con su colocación en la parte interior. Para ello, se quita la capa protectora de la lámina, se pulveriza con agua y jabón la cara interna del cristal y de la lámina (el hecho de que la lámina y el cristal estén húmedos favorece la activación del adhesivo y permite mover la lámina con más facilidad para colocarla), y se inicia su pegado desde el centro del cristal hacia los extremos presionando la lámina con una espátula de goma.  
  9. Revisa la colocación de la lámina para verificar que no quedan zonas sin cubrir, restos de lámina sobrante, burbujas o partes arrugadas.
  10. Una vez la lámina esté adherida, lava la zona de actuación y sécala.

Aspectos que hay que tener en cuenta sobre el tintado de lunas

Aunque tintar las lunas del coche no es una reforma de gran envergadura, es necesario que la instalación esté homologada para no tener problemas en la ITV. Es el propio taller el que debe proporcionar el certificado de homologación del fabricante de las láminas. En él, debe figurar el modelo de lámina, las especificaciones, el lugar y la fecha de instalación, los datos del taller y los datos del vehículo.

Tampoco hay que olvidar que en la normativa vigente está prohibido tintar la luna delantera y los cristales laterales del conductor y el copiloto. Por motivos como estos, cualquier reparación, modificación o sustitución de lunas siempre se ha de realizar en un taller con profesionales cualificados.

New Call-to-action

Categorias: Carrocería y parabrisas