<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Por qué deberías registrar tu taller?

Por Ruta 401

Uno de los principales caballos de batalla del negocio de la posventa de automoción, sobre todo, en los últimos años, es el de los talleres ilegales. A pesar de las advertencias de autoridades y asociaciones de consumidores, este tipo de talleres sigue proliferando por todo el territorio nacional. Por ello, te recomendamos que sigas toda la legislación y requisitos para que tu taller quede perfectamente registrado para realizar trabajos de reparación. Te ahorrarás multas y ganarás en reputación. Para este artículo, tomaremos por ejemplo un taller que debe registrarse en la Comunidad de Madrid.

registrar_taller.jpg

Registrar tu taller para convertirlo en un establecimiento legal es obligatorio. De no hacerlo te expones a sanciones cuantiosas e incluso al cierre del negocio. Operar bajo el amparo de la legalidad también ayudará a tu reputación ya que genera mayor confianza para los clientes. Ser un taller legal y registrado te obliga elaborar presupuestos y facturas claras, lo cual repercute en el cliente. Aunque se puede pensar que este solo piensa en el precio, no olvides que también busca confianza, y tener un taller registrado es un gran punto a favor.

Pasos a la hora de registrar tu taller mecánico

Cuando se habla de registrar un taller, nos referimos principalmente a la solicitud de inscripción en:

Primero, has de solicitar el Registro Industrial y, una vez realizado este trámite, dirigirte al órgano competente de tu Comunidad Autónoma para inscribirte como taller de reparación de automóviles. Ambos registros dependen del Ministerio de Industria y de los órganos competentes de Industria de las Comunidades Autónomas. Por lo tanto, debes dirigirte a estas instituciones y saber lo que te van a pedir. Aunque puede haber ligeras variaciones, hay una serie de documentos y requisitos que te van a solicitar para registrar el taller.

  • Declaración responsable. Es el documento en el que aseguras que cumples con todos los requisitos necesarios para trabajar como taller.
  • Documento justificativo del pago de tasas.

Según figura en el Real Decreto 455/2010, de 16 de abril, las Comunidades Autónomas están obligadas a facilitar que se haga de forma electrónica. Con lo que el trámite se simplifica. 

Una vez se ha procedido a dar el paso de registrar el taller, queda la espera para recibir tu placa identificativa que te autoriza para ejercer como taller de automóviles. En dicha placa figura:

  • La rama de actividad.
  • Si está destinado a la reparación de motocicletas.
  • Las siglas de la provincia.
  • El número de inscripción en el registro especial.

Colocada en un lugar visible, esta placa indicará al cliente que tu taller es de confianza y a la autoridad que cumples con la normativa. Aunque para registrar el taller primero has de cumplir con otros trámites y permisos. No te los van a pedir a la hora de realizar la inscripción en ambos registros, pero debes tenerlos por si te los solicitan en una inspección. Para ello, debes tener legalmente y siempre a mano:

  • El documento que identifique al taller, es decir, que la persona jurídica esté legalmente constituida.
  • Los proyectos técnicos que indiquen que las instalaciones cumplen con los reglamentos de seguridad.
  • El estudio técnico que detallará los equipos, herramientas y útiles de los que se dispone y una relación de los trabajos y servicios que prestará el taller.
  • En el caso de talleres de marca, autorización escrita del fabricante.
  • Contar con los medios técnicos necesarios para realizar su actividad en condiciones de seguridad.

Si te parece una carga de trabajo algo pesada, puedes acudir a expertos que te ayuden a solventar este trámite. En Internet, existen muchas agencias de tramitación de licencias que pueden ocuparse de gestionar todos los trámites necesarios. 

Te puede interesar: 

Cómo abrir un taller: pasos a tener en cuenta

Conoce los beneficios de contar con un programa de gestión del taller

New Call-to-action

Categorias: Gestión