<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La importancia de una limpieza de piezas adecuada

Por Ruta 401

 

En numerosas ocasiones, el técnico de taller precisa limpiar exhaustivamente multitud de piezas en los vehículos. Esa limpieza de piezas es fundamental para llevar a cabo ciertas reparaciones u operaciones de mantenimiento de una forma más pulcra y precisa.

Portada_opt loc

Disponer en el taller de un buen producto para la limpieza de piezas es primordial. En el mercado existen limpiadores de uso general de base solvente como, por ejemplo, LOCTITE SF 7063. Este tipo de productos permiten la limpieza rápida y fiable y ahorran tiempo en las intervenciones del taller.

 

Aplicaciones de los limpiadores en la limpieza de piezas

Existen multitud de componentes y sistemas en el vehículo que requieren de una limpieza adecuada de ciertas piezas a la hora de realizar una reparación o un mantenimiento. A continuación, se exponen una serie de casos en los que es fundamental utilizar un producto adecuado para la limpieza de piezas:

  • Eliminación de restos en las zonas de unión antes de utilizar un adhesivo o sellador. LOCTITE SF 7063 es un producto que permite limpiar la superficie de unión (para eliminar los residuos de las juntas viejas se recomienda LOCTITE SF 7200) y no tiene otro efecto sobre la velocidad de curado o la resistencia final de los adhesivos permitiendo un sellado idóneo.
  • Limpieza del aceite acumulado en el cárter de aceite. Una fuga de aceite en el cárter puede causar graves averías en el vehículo. Por ello, es muy importante que se verifique la ausencia de fugas en cada revisión. Para llevar a cabo esta tarea, primero debe limpiarse exhaustivamente el cárter con un limpiador adecuado, como el ya mencionado LOCTITE SF 7063.
    También se aconseja emplear este tipo de limpiador de piezas a la hora de sustituir la junta del cárter. Ya se opte por una junta conformada o por una junta líquida, es necesario desengrasar la superficie de asiento de esta con un limpiador de base solvente que no deje residuos como este.
  • Limpieza de la grasa, aceite o polvo acumulados en los palieres. Es fundamental que la junta homocinética y el acople de esta al palier estén permanentemente lubricados y limpios. La rotura de los fuelles, que es la avería más habitual de este sistema, deja al descubierto esta zona, lo que implica la fuga de grasa y la acumulación de polvo en la junta homocinética. Antes de sustituir los fuelles, es importante que todos los componentes del sistema se limpien adecuadamente, y aquí vuelve a hacerse necesario un limpiador de piezas como el antes citado.
  • Eliminación de aceite en el vano motor. Es posible que, al realizar el cambio de aceite del motor, queden restos de aceite al extraer el filtro viejo. Para eliminar este aceite se aconseja, también, el uso de un limpiador de piezas como LOCTITE SF 7063. Además de por sus características, este producto es ideal para la tarea porque incorpora una cánula para facilitar la aplicación en zonas de difícil acceso, como es el caso.
  • Limpieza de tornillos. Son muchas las reparaciones en las que es necesario reutilizar los tornillos extraídos. Por este motivo, resulta de vital importancia realizar una limpieza adecuada de los mismos con un buen limpiador de piezas como el recomendado anteriormente. Tras esta limpieza exhaustiva, el tornillo podrá ser fijado y sellado de forma segura frente a vibraciones cíclicas para toda la  vida útil del vehículo, con un fijador de roscas certificado como LOCTITE 243.
  • Desengrase de las piezas metálicas antes del pintado. Antes de pintar una pieza metálica, resulta fundamental limpiar y desengrasar adecuadamente la superficie a trabajar. Si se procede a lijar la pieza sin haber realizado una limpieza adecuada de la misma, la suciedad puede penetrar en ella y generar un defecto claramente visible tras el pintado como, por ejemplo, ampollas o burbujas. Si se desea lograr un acabado óptimo, es conveniente utilizar un limpiador de piezas como LOCTITE SF 7063.

Conclusión

LOCTITE SF 7063 es un producto muy útil en el taller y recomendable de tener, ya que posee una formulación en base solvente de uso general para limpiar y desengrasar cualquier tipo de superficie o maquinaria. Este producto para la limpieza de piezas es fundamental para llevar a cabo reparaciones y montajes de tornillos y componentes móviles en el ámbito de la mecánica del vehículo. Además, no deja residuos y es capaz de eliminar, con la mayor eficacia, grasas, aceites, lubricantes, líquidos de corte y otras sustancias.

Este producto puede pulverizarse mediante una cánula y, gracias a su facilidad de aplicación, es un aliado fundamental para la limpieza de zonas de difícil acceso. Por todas sus características, LOCTITE SF 7063 permite conseguir una limpieza óptima con el menor esfuerzo.

New Call-to-action