Introducción a los coches híbridos: ventajas, sistemas de propulsión y aspectos a tener en cuenta

Por Ruta 401

Un vehículo híbrido es aquel que para propulsarse usa una combinación de un motor de combustión interna junto con otro (o varios) motores eléctricos. Este tipo de vehículos son cada vez más comunes y, si todo sigue así, en uno años serán mucho más habituales en nuestros talleres.

Bateras_de_los_hbridos.jpg

 

Los coches híbridos hoy

El parque de coches híbridos sigue creciendo y ya supera los 11 millones de unidades en todo el mundo. Aunque en España todavía no han penetrado con demasiada fuerza en el mercado, sí lo han hecho ya en otros países como Estados Unidos o Japón. Las marcas con mayor volumen de ventas son, precisamente, las japonesas, con Toyota y Honda a la cabeza.

Los sistemas de propulsión en los híbridos

Existen diferentes tipos de propulsión híbridos eléctricos entre los que destacaremos los siguientes:

  • Sistema paralelo: Eh este sistema es el motor térmico el que proporciona la mayor parte de la energía. El motor eléctrico funciona como un simple apoyo al motor térmico, aumentando su rendimiento. 
  • Sistema en serie: En este caso el vehículo funciona únicamente con el motor eléctrico, aunque éste obitene su energía del motor térmico mediante un generador.
  • Sistema combinado: Dependiendo de la potencia exigida, funcionará un solo motor o los dos. A bajas velocidades, el motor eléctrico se basta solo, pero cuando se exige más potencia, entra en funcionamiento el motor térmico.

¿Cuáles son las ventajas de un vehículo híbrido?

  • Son más respetuosos con el medio ambiente (contaminan hasta un 80% menos).
  • Son menos ruidosos.
  • Consumen combustible de forma más eficiente y ofrecen muchos kilómetros de autonomía.
  • Fácil de recargar, y apenas sin colas en los puntos habilitados.
  • Los seguros suelen ser más baratos para este tipo de vehículos.
  • Instalaciones eléctricas mucho más completas para evitar problemas con las baterías.

Aspectos a tener en cuenta

  • Todavía son más caros que los coches con motores de combustión interna, ya que utilizan materiales que resultan bastante escasos.
  • Los vehículos suelen ser más pesados y, por tanto, se necesita desarrollar más potencia para desplazarlos a la misma velocidad.
  • Por último, hay que tener en cuenta que estos vehículos sueen ser más complejos e incorporar tecnologías más avanzadas, por lo que pueden suponer un reto a la hora de repararlos. Ahí es donde entra nuestra preparación como profesionales del taller.

Destacar que otro de los posibles inconvenientes de estos vehículos es que las baterías de los híbridos son más tóxicas y tienen una vida útil inferior a la de la batería de un vehículo convencional. 

¿Te ha resultado útil esta información sobre estos vehículos y las baterías de los híbridos?

tutoriales-centro-de-recursos

Categorias: Curiosidades