<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

3 ciudades ficticias en las que se prueban coches autónomos

Por Ruta 401

Siempre se dice que los coches autónomos son el futuro y que muy pronto todos los coches se van a conducir solos. La realidad dice que todavía falta bastante tiempo para que ese escenario se cumpla. Sin embargo, también es cierto que las pruebas no cesan y que ya se han llegado a construir incluso ciudades ficticias para probar y testear coches autónomos. ¿Lo sabías?

ciudades-autonomas

MCity, la ciudad pionera para coches autónomos

La Universidad Autónoma de Michigan es el creadora de MCity, la primera ciudad ficticia destinada al testeo de vehículos autónomos. Un enorme decorado que ya quisieran muchas productoras de Hollywood.

MCity cuenta con 11 hectáreas de extensión, en las cuáles hay calles, manzanas, semáforos, más de 120 señales de tráfico, un paso a nivel de ferrocarril, ciclistas e incluso túneles. Todos estos elementos se encuentran interconectados, de manera que, por ejemplo, si el semáforo se pone en rojo, la información es transmitida automáticamente a los vehículos autónomos.

Ford estrenó en 2015 MCity con su Ford Fusion Hybrid. Desde entonces muchas otras empresas como Tesla o Bosch han visto en MCity el banco de pruebas perfecto. En este vídeo puedes ver cómo fue la experiencia del Ford Fusion Hybrid en MCity.

K-City, la alternativa coreana

Hasta hace poco, MCity era la ciudad ficticia más grande del mundo, pero ha sido superada recientemente por K-City, una iniciativa similar (hasta en el nombre) puesta en marcha en Corea del Sur.

K-City es casi tres veces más grande que MCiy (su extensión es de 36 hectáreas) y su construcción ha costado 9 millones de euros. Esta ciudad de pruebas va a ser usada principalmente por marcas de automóviles como Hyundai o KIA, aunque también hay otras compañías del sector tecnológico muy interesadas, como Samsung, Naver o SK Telecom.

Uber mejora su flota autónoma en ALMONO

ALMONO es el nombre que Uber le ha dado a la ciudad ficticia que ha construido en Pittsburgh (Pensilvania). Cuenta con una extensión de 16 hectáreas, pero, en realidad, más que una ciudad ficticia, ALMONO parece el parking de un centro comercial.  

En sus calles puede pasar de todo: maniquíes que se cruzan en medio de la calle, coches que se cruzan sin previo aviso, etc. ALMONO es el banco de pruebas en el que Uber prueba su flota autónoma de coches.

En este vídeo puedes ver cómo funciona esta ciudad ficticia, la cual Uber tiene pensado ampliar al doble de su tamaño actual:

Aunque muchos todavía permanezcan ajenos a los avances y desarrollos en materia de conducción autónoma, estas ciudades ficticias demuestran que se está trabajando sin descanso e invirtiendo mucho dinero en ello. Sin duda, será una tecnología que, si llega a implementarse en todo el mundo, cambiará los conceptos de conducción y seguridad tal y como hoy los conocemos.

suscripción newsletter loctite

Categorias: Curiosidades