<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Damos un breve repaso a la historia del paragolpes

Por Ruta 401

El paragolpes o parachoques es un elemento situado en la parte delantera y trasera del vehículo que tiene como objetivo amortiguar y proteger su estructura en caso de colisión, de forma que absorbe la energía cinética y la dirige en forma de rebote al centro de choque para conseguir una reducción de los daños.

Paragolpes

Un poco de historia

Al igual que la mayoría de componentes de un vehículo, el paragolpes también ha sufrido una evolución desde los primeros que fueron instalados. Desde la llegada al mercado del Benz Patent-Motorwagen, considerado el primer vehículo de la historia y diseñado por Karl Benz entre los años 1896 y 1893, hasta los últimos híbridos lanzados al mercado durante este año, el paragolpes ha sufrido muchas transformaciones diferentes, tanto en cuestiones de forma como materiales.


A partir de finales de los años 20 y 30, y gracias en parte al aumento de las ventas de vehículos, que por aquel entonces eran muy pesados y peligrosos, se empezó a montar en su estructura tanto delantera como trasera una barra protectora para evitar colisiones contra otros vehículos. Los primeros paragolpes estaban formados por dos barras de acero que se unían normalmente por dos largueros que formaban parte del propio vehículo. A partir de 1940, los paragolpes empezaron a adquirir más importancia y empiezan a comercializarse los primeros modelos con paragolpes integrados en la carrocería, que además dotaban de una mejora de la estética de los vehículos.

Además, el mercado americano empieza a incorporar unos tacos frontales para conseguir minimizar los daños causados a baja velocidad. Esta tendencia acabará cambiando durante los años 60 y 70, cuando los paragolpes disminuyen su tamaño, sobre todo en los modelos deportivos.

Durante la década de los 70 entra en vigor en Estados Unidos la FMVSS, que impone a los fabricantes de automóviles la norma de que los paragolpes traseros deben soportar golpes a baja velocidad sin que resulten dañados componentes relacionados con la seguridad. De forma paralela empiezan a lanzarse en Europa los primeros parachoques plásticos que aumentan el poder de absorción de impactos. Durante las décadas de los 80, 90 y 2000 el plástico se impone finalmente como el material elegido por los fabricantes por sus características de absorción de impactos y peso.

En la actualidad el paragolpes tiene una gran importancia en el diseño del vehículo, por eso los fabricantes integran diferentes elementos como rejillas, antiniebla o luces diurnas que además sirven para diferenciar los tipos de modelo de cada uno. Por ejemplo, el Citroën C4 dispone de hasta 13 referencias diferentes de paragolpes delantero.

Los fabricantes se basan en estas directrices para construir los paragolpes en base a las siguientes normativas:



Ambas dan las especificaciones mínimas de capacidad de absorción de energía así como la altura de montaje del paragolpes.

El paragolpes es un elemento fundamental en todo taller de chapa y pintura ya que según el último informe de la fundación Mapfre es la pieza más peritada, por eso en este post hemos querido hablarte de su historia y de cómo ha llegado hasta la actualidad.

 

Guía Seguridad en el taller

Categorias: Seguridad