<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

7 averías comunes durante el verano a causa del calor

Por Ruta 401

Con el verano llegan también las vacaciones, los viajes… y las altas temperaturas. El calor del verano puede tener consecuencias negativas para ciertos componentes y elementos mecánicos del vehículo, sobre todo si no se lleva a cabo el mantenimiento pertinente. ¿Cuáles son estas averías frecuentes que obligan a visitar el taller en verano?

averias-coches-verano

Termostato

El termostato es el elemento que hace circular de forma continua el líquido refrigerante por el sistema de refrigeración para ajustar la temperatura del motor y participar en la climatización del habitáculo.  Las averías en el termostato pueden provocar un sobrecalentamiento del motor e impedir que salga aire frío del sistema de climatización al habitáculo.

Aire acondicionado

El aire acondicionado también puede sufrir averías durante el verano. Una de las principales razones es el uso excesivo, sobre todo después de un período prolongado de inactividad. Las consecuencias más habituales son que no enfría correctamente o que el aire presenta un olor desagradable, probablemente a causa de la presencia de humedad y bacterias.

Motor de arranque

Está extendida la creencia de que las baterías y motores de arranque sufren más durante el invierno y, aunque esto es en parte cierto, elementos como el motor de arranque también pueden dar problemas durante el verano, sobre todo en zonas costeras con una alta concentración de humedad.

Neumáticos

Durante los meses de más calor, el asfalto alcanza altas temperaturas y resulta más abrasivo para los neumáticos, lo que provoca un aumento del riesgo de sufrir pinchazos. Por otro lado, la revisión o cambio de neumáticos es una de las tareas más frecuentes en los talleres durante el verano, momento en el que muchas familias salen de viaje y aprovechan para hacer las revisiones de mantenimiento de sus vehículos.

Válvula EGR

La válvula EGR permite la recirculación de los gases del escape en el ciclo de funcionamiento del motor, limitando así las emisiones contaminantes que se expulsan a la atmósfera. Durante el verano aumenta significativamente el número de partículas presentes en el aire y la acumulación de estos residuos pueden llegar a colapsar la válvula.

Elevalunas eléctricos

Puede parecer una tontería, pero los elevalunas eléctricos son unos de los componentes electrónicos del vehículo que más se averían durante el verano. Durante el invierno apenas se usan, pero cuando llega el calor es frecuente estar subiendo y bajando continuamente las ventanillas, sobre todo si el vehículo carece de un sistema de refrigeración del habitáculo. Así, este sobreuso da pie a que se produzcan fallos en el motor eléctrico, el que permite el accionamiento de las ventanillas.

Temperatura del motor

Por último, durante los meses más calurosos hay que tener especial cuidado con la temperatura del motor para evitar que se sobrecaliente. Algunos consejos para evitar el sobrecalentamiento del motor son los siguientes:

  • Revisar el nivel de líquido refrigerante.
  • No circular a altas revoluciones.
  • Hacer descansos en los viajes largos para dejar refrigerar el motor.
  • Dejar el coche en un lugar fresco.

Estos son algunos de los elementos del vehículo que más averías sufren en verano, por lo que es normal que en estas fechas aumenten las visitas al taller relacionadas con estos componentes. Lo importante es estar siempre preparados para brindar el mejor servicio y que el cliente pueda disfrutar de sus vacaciones con la máxima confianza y tranquilidad.

suscripción newsletter loctite

Categorias: Curiosidades