<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Alarmas para coches: tipos y funciones

Por Ruta 401

alarma para coche

Las alarmas para coches son un sistema fundamental para la protección del vehículo contra robos y actos de vandalismo. Aunque es un equipamiento que la mayoría de modelos lleva de serie o como extra, es posible instalar un sistema de seguridad a posteriori si el vehículo no lo tiene incorporado. 

La alarma de un coche es un sistema que consta de una serie de sensores colocados estratégicamente en el vehículo para detectar movimientos o actuaciones anómalas a su alrededor o en su interior. Al detectar un posible peligro, el sistema emite señales o avisos para tratar de disuadir la amenaza. 

Historia de las alarmas para coches

La invención de la alarma se atribuye al americano Augustus Russel Pope que, en 1853, patentó un sistema electromagnético que hacía que, cuando se cerraba el circuito eléctrico, la vibración provocada por unos imanes transmitiera oscilaciones a un martillo que golpeaba una campanilla de latón.

DESCARGA TU GUÍA CON LAS CLAVES PARA PERFECCIONAR LAS TAREAS MÁS COMUNES EN EL  TALLER

Sin embargo, no fue hasta 1920 cuando se desarrolló la primera  alarma para coches sonora e integrada en el vehículo cuyo uso duró muchos años. El dispositivo se alojaba en el eje delantero del vehículo y se accionaba por medio de una llave.

Tipos de alarmas para coches

Existen muchos tipos de alarmas para coches, que se dividen en categorías según distintas características. 

En primer lugar, según la reacción del vehículo ante la amenaza se pueden distinguir dos tipos de alarmas para coches:

  • Sistemas pasivos. Este tipo de sistemas solamente emiten señales acústicas y lumínicas con el fin de disuadir o evitar el robo.
  • Sistemas activos. Este tipo de alarmas para coches, no solamente emiten señales sonoras y/o lumínicas, sino que, automáticamente, activan otra serie de reacciones en el vehículo. Entre estas se encuentran el aviso al propietario o a una centralita de seguridad conectada con las autoridades, el bloqueo del volante, de las ruedas, de las puertas o del motor de arranque, etc.

Por otro lado, según el modo de accionamiento del sistema, existen las siguientes variantes de alarma para coches:

  • De accionamiento volumétrico. Detecta contactos anómalos sobre el vehículo.
  • De accionamiento perimetral. Detecta movimientos anómalos alrededor del vehículo.

Por último, en función de la tecnología del sistema, se distinguen las siguientes modalidades de alarma para coches (hay que tener en cuenta que estos sistemas pueden ser combinables):

  • Alarmas electrónicas. Este sistema se basa en una unidad de control que, al recibir una señal de los sensores instalados en el vehículo, emite una respuesta. Estos modelos de alarma para coches cuentan con la posibilidad de accionarse por radiocontrol. Es decir, mediante un mando, se posibilita la activación o desactivación de la alarma. Las versiones más avanzadas también permiten emitir señales en forma de vibración.
  • Alarmas GPS. Actualmente, es el sistema más avanzado. Permite localizar el vehículo en todo momento y controlar si cambia de posición. 
  • Alarma sin instalación. Son sistemas portátiles que se colocan en zonas estratégicas del vehículo y que se conectan al sistema eléctrico para permitir la activación de las señales sonoras y lumínicas en caso de amenaza. 

Funciones de un sistema de alarma para coches

Las funciones de seguridad que un sistema de alarma para coches puede ofrecer van directamente ligadas al precio del equipo. Algunas funciones destacadas son las siguientes:

  • Conexión entre el vehículo y el usuario. Gracias a una aplicación instalada en el smartphone, el usuario puede conectarse con el sistema de alarma, lo que le permite comprobar el estado de seguridad del vehículo (por ejemplo, permite ver si alguna puerta o ventanilla ha sido abierta).
  • Señal GPS. Tal y como ya se ha explicado anteriormente en las modalidades de alarma para coches, los sistemas equipados con señal GPS permiten controlar la posición exacta del vehículo en todo momento. Es una de las opciones más demandadas en los vehículos de última generación puesto que, ante un posible robo, el sistema facilita la recuperación del vehículo.
  • Sistema de audición. Algunos sistemas de alarma incluyen micrófonos que permiten al usuario poder escuchar los sonidos del interior del habitáculo en todo momento desde el smartphone
  • Comunicación bidireccional. Esta función permite al usuario conectar con el altavoz del vehículo  para poder emitir mensajes de voz. 
  • Señales acústicas y sonoras. Estas son las funciones básicas de protección de cualquier sistema de alarma para coches. 
  • Bloqueo del automóvil. Es la función activa más valorada en términos de seguridad. El bloqueo del automóvil imposibilita su movimiento, ya sea gracias al bloqueo del volante, las ruedas, las puertas o el motor de arranque.
  • Conexión con una centralita de seguridad. Si cuenta con esta función, cuando el vehículo percibe una situación de riesgo, lanza un aviso a una centralita que se encarga de movilizar a la policía proporcionando la posición GPS del automóvil. Esta función implica el pago de una cuota mensual.

Conclusión

La tecnología de los sistemas de alarma ha evolucionado notablemente en esta última década, especialmente, gracias al desarrollo de los sistemas GPS y a las conexiones wireless entre el vehículo y el usuario, que ofrecen control y supervisión del vehículo a distancia. 

La compra de un vehículo supone un desembolso económico importante, por lo que, cada día más, los usuarios valoran las inversiones destinadas a velar por su seguridad.

 

New Call-to-action

Categorias: Seguridad