<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Aceite de silicona: lubricación y protección en un mismo producto

Por Ruta 401

La silicona es un producto utilizado en un gran número de aplicaciones industriales por sus excelentes propiedades adhesivas y lubricantes, entre otras. Se trata de un polímero inorgánico que contiene oxígeno y silicio en su composición. En otros posts de este blog ya se ha tratado el tema de la silicona y sus aplicaciones en el taller, pero este artículo se centra en otro producto elaborado a base de este compuesto: el aceite de silicona.

LOC- aceite silicona 

Entre las características más interesantes de la silicona, destacan las siguientes:

  • Presenta una gran resistencia a los cambios térmicos.
  • Repele el agua.
  • Tiene excelentes propiedades adhesivas.
  • Es resistente a los rayos ultravioleta.
  • Tiene una gran elasticidad.
  • Es de escasa volatilidad (solo en el caso de las siliconas neutras).
  • Funciona como aislante eléctrico.
  • Es resistente a microbios y bacterias.
  • Es resistente al envejecimiento.
  • Es inodora.
  • Es incolora.

Por estos motivos y por su gran versatilidad, la silicona tiene innumerables aplicaciones. Se utiliza, por ejemplo, en productos de consumo diario, como cremas o lacas, y para fabricar una amplia variedad de utensilios de cocina, revestimientos, adhesivos, lubricantes, componentes electrónicos, selladores, masillas, moldes, etc.

Volviendo al ámbito de la automoción, quizá uno de los productos más conocidos creados con este componente sean los adhesivos o selladores de silicona. Sin embargo, otro producto al que se le puede sacar mucho provecho en el taller es el aceite de silicona.

¿Qué es el aceite de silicona?

El aceite de silicona es un producto que se suministra en spray y que se puede utilizar para lubricar y proteger diferentes componentes del automóvil, como pueden ser piezas de plástico, juntas tóricas, guías, etc. Una de las principales propiedades del aceite de silicona es su resistencia al agua y a diferentes fluidos, por lo que es eficaz para proteger partes del vehículo que pueden quedar a la intemperie o a las que les puede afectar la humedad. 

También cabe destacar que el aceite de silicona es un producto no reactivo, por lo que se puede utilizar en diferentes superficies sin riesgo de provocar reacciones químicas ni sufrir problemas de corrosión. 

Aplicaciones del aceite de silicona en el vehículo

A continuación, se exponen varios ejemplos de posibles usos del aceite de silicona en el taller de reparación para el mantenimiento preventivo de ciertas partes del vehículo:

  • Evitar la aparición de problemas de estanqueidad en las puertas, que conllevan molestos ruidos durante la marcha.
    Estos problemas pueden deberse, entre otras cosas, a que las gomas de las puertas se han agrietado o endurecido debido a la humedad, a cambios de temperatura o a su envejecimiento. Con el objetivo de evitarlos, se recomienda usar un aceite de silicona para el mantenimiento de estas gomas. 
  • Evitar el funcionamiento recio de cerraduras.
    Cuando una cerradura no abre adecuadamente u obliga a hacer un esfuerzo excesivo, se recomienda su lubricación con un aceite de silicona que, además, la proteja de la humedad y de la corrosión.
  • Solucionar ruidos y el mal funcionamiento de sistemas corredizos.
    El hecho de que este tipo de spray de silicona sea incoloro permite su uso en zonas vistas del interior del habitáculo, en las que es muy importante asegurar una lubricación efectiva y duradera. Es el caso de techos solares corredizos y del sistema de deslizamiento de los asientos adaptables en profundidad. En estos, la acumulación de polvo o suciedad en los rieles de guiado puede causar que el sistema no funcione adecuadamente o genere ruidos, cosa que puede evitarse con el aceite de silicona. En el caso específico de los techos solares, al existir la posibilidad de la entrada de agua en las guías, se corre el riesgo de que aparezca oxidación si no se realiza un correcto mantenimiento con un producto como este tipo de aceite.
  • Evitar roturas en fuelles protectores.

    Existen diversas partes del vehículo donde podemos encontrar fuelles plásticos que protegen el paso de cables eléctricos. En ocasiones, como es el caso de los fuelles que protegen los cables que van hacia las puertas, estos pasan por muchos ciclos de cierre y apertura a lo largo de la vida útil del vehículo. A este desgaste se le suman los problemas que puede causar el hecho de no encontrarse en una zona seca, ya que estos fuelles están expuestos a la humedad y a cambios de temperatura, cosa que puede propiciar un agrietamiento por envejecimiento prematuro. Por todo ello, es recomendable tratar estos componentes con un aceite de silicona.
  • Evitar ruidos y la dificultad de plegado de los retrovisores.
    Estos componentes están constantemente expuestos a los agentes externos, por lo que es muy recomendable lubricar periódicamente su mecanismo interior. Para ello, posiblemente sea necesario extraer la carcasa, aunque algunas veces basta con aplicar el spray de silicona con la ayuda de una cánula.
  • Evitar la oxidación y la adhesión de suciedad en los pernos guía de las pinzas de freno.

    Cuando estos elementos del sistema de frenos se encuentran sucios u oxidados, pueden generar ruidos y temblores, lo que puede llevar a un desgaste irregular de los discos y pastillas. Los pernos tienen una exposición directa al agua y a sedimentos de la carretera, pero un producto como el aceite de silicona los protege, formando una pequeña película que evita la corrosión y disminuye la fricción, favoreciendo el deslizamiento y garantizando una frenada óptima sin ruidos ni vibraciones.
  • Mantener los pistones hidráulicos limpios y conservar su efectividad.
    La suciedad acumulada en los pistones de la suspensión, del amortiguador de la dirección y de mecanismos de elevación del capó y del portón trasero puede restar eficacia a estos sistemas. Un mantenimiento con aceite de silicona puede evitar la adherencia de suciedad en los vástagos y alargar la vida útil del componente.

Productos recomendados

En el mercado existen aceites de silicona de uso general, como LOCTITE LB 8021, un lubricante universal especialmente formulado para componentes que están sometidos a esfuerzos, como es el caso de bisagras, cerraduras, guías, etc. Se trata de un producto incoloro que soporta temperaturas de entre -30 °C y 150 °C. Además, LOCTITE LB 8021 es muy fácil de utilizar gracias a su presentación en spray. 

Antes de usarlo, se recomienda limpiar bien la superficie con un producto que no deje residuos, como LOCTITE SF 7063. Es muy importante que las superficies estén libres de incrustaciones, óxidos y residuos de lubricante para que la adherencia del aceite de silicona sea efectiva y forme adecuadamente una capa protectora. 

Conclusión

Por todas las ventajas de lubricación y anticorrosión que un aceite de silicona, como LOCTITE LB 8021, puede aportar en el mantenimiento de muchas partes del vehículo, es muy recomendable que todo taller de reparación disponga de un producto de fácil y rápida aplicación como este.

New Call-to-action

Categorias: Limpieza y mantenimiento