<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Ganaría un Tesla Model S a estos superdeportivos en una carrera?

Por Ruta 401

Tesla es una de las irrupciones más sorprendentes de los últimos años en la industria automovilística. La compañía de Elon Musk apostó por un mercado novedoso, el de los vehículos eléctricos, sector en el cual diseña, fabrica y comercializa una interesante gama de vehículos y componentes. Dentro de su gama, Tesla ha sorprendido con modelos tan avanzados como el Model X, el Tesla Roadster o el Model 3. Sin embargo, la joya de la corona hasta el momento es el Tesla Model S, del que sus creadores afirman que es el coche más rápido del mundo.

tesla-model-s.jpg

Tesla Model S: ¿más rápido que un superdeportivo?

El Tesla Model S es una berlina eléctrica que la marca norteamericana fabrica desde el año 2012. El modelo original ya destaca por su potencia (250 CV) y autonomía (hasta 539 km), pero la versión P100D es la que está dispuesta a batir todos los récords.

El Tesla Model S P100D dispone de 760 CV y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 2,4 segundos, casi más rápido que cualquier coche deportivo. Tanto es así que se atreven a enfrentarlo en una carrera de aceleración con algunos de los superdeportivos más espectaculares del mundo. Además, a un precio relativamente económico en comparación con sus rivales en la carretera: desde 150.000 euros.

En la última edición del evento World Greatest Drag Race, realizado por el canal de YouTube Motor Trend Channel, el Tesla Model S P100D se enfrentó a las siguientes bestias del asfalto: el Aston Martin DB11 (600 CV), el Chevrolet Camaro ZL1 1LE (650 CV), el Chevrolet Corvette Grand Sport (460 CV), el Ferrari 488 GTB (662 CV), el Lexus LC500 (471 CV), el McLaren 570GT (562 CV), el Mercedes Benz AMG GTR (577 CV), el Nissan GT-R Nismo (600 CV), el Porsche 718 Cayman S (350 CV) y el Porsche 911 Turbo S (580 CV).

El resultado lo podéis comprobar en el siguiente vídeo.

Esto confirma que Tesla no se estaba marcando ningún farol y que, realmente, hay muy pocos superdeportivos en el mundo capaces de superar a su Model S. Desde luego, ninguno por el mismo precio, ¡y siendo eléctrico!

New Call-to-action

Categorias: Curiosidades