<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Tarjetas de fidelización: ¡atrae y mantén a tus clientes!

Por Ruta 401

Las empresas suelen buscar maneras de atraer y mantener clientes, ofreciéndoles distintas ventajas y alicientes. Uno de los recursos más habituales son las tarjetas de fidelización, las cuales, como su propio nombre indica, premian a los clientes más fieles. ¿El objetivo? Conseguir que el cliente confíe en la empresa y la elija siempre como primera opción.

tarjetas-fidelizacion.jpg

A continuación vemos algunas ideas con tarjetas de fidelización para los clientes del taller.

Ideas con tarjetas de fidelización

Producto o servicio gratis: Una de las opciones para aprovechar las tarjetas de fidelización y conseguir atraer clientes con ellas es ofrecer un producto o servicio gratuito al cliente después de que éste haya contratado y pagado un número determinado de servicios. Por ejemplo, revisión completa y equilibrado de ruedas gratuito después de X servicios. Una variante es ofrecer al cliente algún tipo de servicio o promoción especial una vez que haya llegado a un número concreto de reparaciones o haya gastado un determinado monto de dinero en el taller. En este caso se podría tratar de regalos, invitaciones a eventos, etc.

Descuentos en futuros servicios: Otra posibilidad es ofrecer a los clientes descuentos en los futuros servicios que contraten en el taller. Es una manera de aumentar las posibilidades de que el cliente vuelva, ya que éste sabe que tiene un descuento en el taller pendiente de aprovechar.

Descuentos en el servicio actual: No hace falta aplicar los descuentos en los futuros servicios que contrate el cliente. Ofrecer, gracias a las tarjetas de fidelización, descuentos en el servicio actual contribuye a que éste sienta que la empresa le valora.

Descuentos en servicio extra: Es una manera de que el cliente gaste un poco más de lo que tenía pensado. El cliente va con una idea preconcebida al taller (reparar o modificar alguna parte de su vehículo), pero si se ofrece algún descuento en un segundo servicio, es posible que el cliente también lo contrate.

Acumular puntos: Otra solución muy habitual es que el cliente pueda acumular puntos con sus tarjetas de fidelización. Cuando el cliente acumule cierta cantidad de puntos puede canjearlos por determinados productos o servicios en el taller. Por ejemplo, cada X puntos puede canjearlos por aceite gratis para el coche.

Al solicitar la tarjeta: Incluso es posible que el cliente reciba algún tipo de “premio” en el mismo momento de solicitar la tarjeta. Por ejemplo, por el mero hecho de contratar a tarjeta, acumulas X puntos que podrás canjear en el futuro.

Ventajas en otras empresas: Las ventajas que ofrecen las tarjetas de fidelización no tienen por qué limitarse al propio taller, sino que también se pueden establecer relaciones con otros socios, y de esta manera ofrecer servicios complementarios a los clientes. ¿Qué tal una clase de conducción deportiva gratis para los clientes más destacados del año?

Como vemos, las tarjetas de fidelización pueden ser de gran ayuda, pero es importante valorar qué opciones ofrecen, cuáles entran dentro de la filosofía y la capacidad económica de la empresa.

 

New Call-to-action

Categorias: Gestión