<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Pegamento de cianoacrilato, un adhesivo versátil y efectivo

Por Ruta 401

Los elementos de fijación y sellado son unos de los más importantes en el taller. Además, es muy importante saber elegirlos y usarlos en base a sus características, superficies para las que están recomendados, etc. Uno de los productos más usados para este propósito es el cianoacrilato. Pero, ¿qué es exactamente y para qué sirve?

pegamento-cianocrilato.jpg

¿Qué es el cianoacrilato?

El cianoacrilato es un adhesivo monocomponente de fraguado rápido de ahí que también se llamen instantáneos. Su mecanismo de endurecimiento es por absorción de la humedad ambiental, que genera una rápida reacción de curado. A mayor humedad en el ambiente, más rápido será por tanto su endurecimiento. Por eso de forma general se trabaja con humidificadores en la estancia de trabajo, para mantener una buena humedad relativa del aire.

Entre sus características encontramos una gran adherencia a infinidad de materiales diferentes, así como una enorme resistencia química, térmica y a esfuerzos mecánicos. En cualquier caso hay que tener cuidado con el nivel de humedad de las superficies a unir: una humedad ambiental muy elevada podría generar condensación de agua en los substratos y por tanto perjudicar su capacidad de agarre a los mismos.

¿Para qué se usa el pegamento de cianoacrilato?

Básicamente, el cianoacrilato se utiliza para pegar entre sí piezas de goma, plástico, metal, madera, porcelana, corcho o cuero, entre otros materiales. En ocasiones, bien sea cuando se requiera una fijación totalmente instantánea o bien al adherir sobre todo en zonas con grietas o fisuras, se ha de usar junto con un activador que haga posible que el producto cure rellenando holguras. En todo caso, no se recomienda mucho el uso del activador porque ensucia la zona circundante al pegado (produce blooming o empañamiento) y puede fragilizar en exceso el adhesivo. Para el pegado de piezas requiriendo el relleno de holguras o la reparación de grietas, es más recomendable usar cianoacrilatos bicomponentes, como el LOCTITE 3090.

Antes de usar el cianoacrilato es básico preparar la zona, quitando con un limpiador no corrosivo y que no deje restos oleosos toda la suciedad, polvo o restos de aceite que pudieran quedar en las piezas.

Nuestras recomendaciones

En LOCTITE tenemos la mayor gama de adhesivos que nos facilitan las diferentes operaciones en el taller, sobre todo aquellas relacionadas con la unión, pegado y reparación de piezas:

  • LOCTITE 401: Alta resistencia térmica. Ideal para pequeñas reparaciones y sellar materiales porosos como madera, cuero o papel. Endurece siempre a la misma velocidad, independientemente de la humedad intrínseca de las piezas a pegar. Inmejorable resistencia térmica hasta 120ºC.
  • LOCTITE 435: Adhesivo de gran tenacidad, muy efectivo también en ambientes húmedos. Utilizado para sellar caucho, plástico, metal, superficies ácidas o porosas. Como LOCTITE 401, endurece siempre a la misma velocidad, independientemente de la humedad intrínseca de las piezas a pegar.
  • LOCTITE 454: Adhesivo en gel que no gotea, recomendado para sellar piezas de una altura por encima de la cabeza. Se usa principalmente para plásticos y gomas.
  • LOCTITE 480: Muy parecido a LOCTITE 435, exhibe también una gran tenacidad y resistencia química. Es de color negro ya que está dotado de elastómeros.
  • LOCTITE 4850: Es un adhesivo de gran flexibilidad, dúctil, maleable y de baja viscosidad. Se recomienda usarlo en materiales flexibles o sometidos a fuertes torsiones.

Estos productos son polímeros estables monocomponentes con una gran rapidez de secado. Una sola gota de ellos proporciona uniones de gran resistencia. Tienen un aspecto líquido o gelatinoso y se presentan en pequeños formatos de diferentes cantidades. 

Otras medidas a tener en cuenta a la hora de usar cianoacrilatos:

  1. No tienen gran durabilidad en ambientes continuos de mucha humedad cuando se emplean para unir metales (por este mismo motivo no se deben emplear para el pegado de vidrio o cerámica vitrificada no porosa). Su resistencia medioambiental exterior sí es más elevada en el pegado de plásticos, madera o gomas.
  2. Por lo general son adhesivos muy rígidos por lo que para unir substratos muy tensionados o sometidos a mucho estrés mecánico hay que usar referencias dúctiles y maleables como LOCTITE 4850.

No hemos entrado en todos los detalles, pero esperamos que el artículo te haya servido para conocer mejor esta familia de adhesivos tan efectiva como los cianoacrilatos. ¡Gracias por confiar en Ruta 401!

New Call-to-action

Categorias: Carrocería y parabrisas