Grasa de cobre: imprescindible para las piezas metálicas

Por Ruta 401

En nuestros talleres necesitamos productos cada vez más especializados debido a la evolución de los materiales que se utilizan en los vehículos actuales. Cada material tiene unas características distintas, por lo que los procesos de montaje y de reparación también son diferentes.

En lo referente a las grasas de uso específico en automóviles, existen muchos tipos según los materiales y las condiciones de trabajo. Las grasas de cobre son un ejemplo y en ellas nos centramos en este artículo.

grasa-cobre.jpg

¿Qué son las grasas de cobre?


Las grasas de cobre son de uso habitual en los montajes y reparaciones del coche, ya que la mayoría de sus elementos están sujetos a condiciones extremas de trabajo, ya sea por su rozamiento continuo, por los cambios bruscos de temperatura o por el trabajo en temperaturas elevadas.

Las grasas de cobre son ideales para tratar metales con el fin de protegerlos del óxido, la corrosión y el gripado, tanto térmico por la exposición prolongada a altas temperaturas, como mecánico cuando se trata de uniones roscadas fijadas con un par de apriete muy elevado. La función principal de la grasa de cobre es actuar como lubricante para la pieza en cuestión y prevenir el agarrotamiento, fundamentalmente, en elementos roscados que soportan altas temperaturas. Por tanto, el antigripante debe estar diseñado para soportar cambios de temperatura sin perder sus características ni gotear.

Entre las mejores opciones está LOCTITE LB 8008una grasa de cobre diseñada para ser eficaz en diferentes cotas de trabajo, a menor o mayor temperatura, en condiciones distintas de fricción y en diferentes tipos de metal.

Nuestra recomendación

La elección del producto adecuado nos asegura unos resultados óptimos en las reparaciones, lo cual repercute positivamente en el mantenimiento del vehículo. Utilizar la grasa de cobre adecuada no solo facilita un desmontaje posterior, sino que evita la rotura de tornillos, el desgaste por fricción, el agarrotamiento y también previene holguras y corrosiones que puedan provocar averías en un futuro. Esta recomendación es extensible para todo tipo de antigripantes, no solo en base cobre. 

Ejemplo de una aplicación

¿Cuántas veces se te ha roto un tornillo o un espárrago durante un desmontaje? Seguro que has sufrido muchas veces el desmontaje de tornillería en colectores de escape. Trabajan a unas temperaturas muy altas y con vibraciones elevadas, así que no es de extrañar que las piezas se resientan.

Aplica unas gotas de LOCTITE LB 8008 en el principio de la rosca de los espárragos antes del montaje; previene la corrosión, evita la soldadura sin perder las características de protección y permite un trabajo rápido, limpio y seguro.

¡No olvides cerrar bien los envases de estos productos! Es importante tenerlo en cuenta. El tiempo de curado de estos productos permite trabajar con cierta tranquilidad y la próxima vez que tengas que utilizarlos, si los has cerrado adecuadamente, mantendrán sus características.

Protege las piezas metálicas de los vehículos de la corrosión, el óxido y el agarrotamiento gracias a la grasa de cobre. Emplear la grasa de cobre adecuada para cada pieza y de acuerdo a las características de cada material no solo facilita los procesos de montaje y de desmontaje presentes, sino que también facilita las tareas futuras. ¡La grasa de cobre no puede faltar en tu taller!

Esperamos que este artículo introductorio te haya sido útil. 

 

tutoriales-centro-de-recursos

Categorias: Limpieza y mantenimiento