<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Qué ocurre cuando vence el plazo para pasar la ITV?

Por Ruta 401

La ITV es un trámite por el que deben pasar todos los vehículos de forma periódica y que sirve para comprobar que están en óptimas condiciones para circular por vías públicas. Hay que tener muy presente el plazo para pasar la ITV de cada tipo de vehículo y, si un vehículo no la supera, no puede circular hasta que no se subsanen los problemas indicados en la inspección. Pero ¿qué ocurre más allá de eso? ¿Se puede circular con el vehículo hasta la próxima ITV? ¿A qué sanciones se puede exponer?

plazo-itv

Plazos para pasar la ITV

Los plazos para pasar la ITV dependen del tipo de vehículo:

  • Los turismos deben pasar la primera inspección técnica a los 4 años y, después, cada 2 años. Una vez que el coche cumple 10 años, debe pasar la ITV cada año.
  • Desde mayo de 2018, los turismos o vehículos usados en ámbitos profesionales, como pueden ser los coches de alquiler, han de seguir los mismos plazos que un turismo convencional. Antes debían pasar la ITV cada 2 años.
  • Los vehículos ligeros de hasta 3.500 kg deben pasar la ITV cada 2 años hasta que el vehículo tenga 6 años. Entre los 6-10 años debe superarla anualmente y a partir de los 10 años cada 6 meses.
  • Finalmente, las motocicletas han de afrontar la primera inspección a los 4 años y después cada 2 años.

Sanciones si se circula sin la ITV en regla

Se pueden dar dos suposiciones para que un vehículo no pase la ITV: que haya realizado la inspección y no la haya superado, o directamente, que no haya acudido a la inspección en el plazo indicado.

En caso de que el vehículo no haya superado la ITV, dispone de un plazo para reparar las incidencias y volver a realizar la inspección. Durante este tiempo el vehículo no es apto para circular por las vías públicas y sólo se podrá usar para ir de la estación ITV al taller y viceversa. La sanción por circular con el vehículo en este período es de 500 euros (aunque puede variar dependiendo de la comunidad autónoma) y su inmovilización.

En el supuesto de circular con la ITV caducada, la sanción económica es de 200 euros y la retirada temporal del permiso de conducir. El usuario dispone a partir de ese momento de 10 días para pasar la ITV. En caso de no hacerlo, se expone a que le puedan dar de baja el vehículo. Además, ni tan siquiera hace falta circular con un vehículo con la ITV caducada, la sanción también se puede imponer si el vehículo está estacionado en la vía pública.

En ninguno de los casos las sanciones conllevan la pérdida de puntos. Sin embargo, sí pueden traer aparejados otros problemas, por ejemplo con las aseguradoras. Si se tiene un siniestro con un vehículo que no tiene la ITV en regla, la compañía no se hará cargo de los gastos del accidente, ya que entenderá que el usuario ha cometido una negligencia al circular de forma ilegal.

Como profesional del taller, es importante informar al cliente sobre este tipo de consecuencias. Un coche sin la ITV en regla no ofrece garantías de ser apto para circular y, por tanto, pone en riesgo la seguridad de todos.

New Call-to-action

Categorias: Limpieza y mantenimiento