<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Plástico ABS: resistente, ligero y moldeable, ¡todo en uno!

Por Ruta 401

Normalmente se suelen relacionar las siglas ABS con el sistema de frenado de un vehículo. Sin embargo, también es un tipo de plástico muy utilizado en numerosos sectores, entre los que por supuesto se encuentra el de la automoción.

plastico-abs.jpg

El plástico es un elemento que se obtiene a partir de materiales orgánicos, los cuales adquieren sus propiedades plásticas mediante un proceso industrial de fabricación. Las cualidades de los plásticos pueden variar dependiendo del mercado al que están destinados o el producto que se pretende crear con ellos.

Para modificar las propiedades de los plásticos se pueden usar diferentes tipos de aditivos:

  • Plastificantes: otorgan estabilidad al compuesto y alargan la vida del producto.
  • Catalizadores: ayudan al proceso de curado. Refuerzan la pieza, otorgándole mayor resistencia mecánica o eléctrica.
  • Pigmentos: modifican el color.
  • Lubricantes: facilitan la mezcla de los diferentes componentes.

Dentro del sector de la automoción, el plástico es ampliamente utilizado, ya que ofrece numerosas ventajas respecto a otro tipo de materiales.

  • Es barato de producir.
  • Se puede moldear con facilidad.
  • Es más ligero que el metal, y mucho más barato que metales como el aluminio.
  • Tiene una buena resistencia a los golpes, soporta ciertas deformaciones y ofrece una buena resistencia térmica.

Suscríbete a la newsletter LOCTITE TEROSON y no te pierdas nada

Como hemos dicho antes, los plásticos están formados por una serie de materiales y aditivos que le aportan unas determinadas características y lo hacen ser un material sintético único. Dentro de esta peculiaridad, en este caso vamos a hablar del plástico ABS, uno de los plásticos más empleados en automoción.

¿Qué es el plástico ABS?

El ABS o acrilonitrilo butadieno estireno es un plástico que forma parte de los termoplásticos, es decir, que pertenece al grupos de polímeros que se pueden moldear al aplicarle calor. Una de sus características más destacables es que es uno de los plásticos de más difícil fabricación, de ahí que se le suela denominar el “plástico de los ingenieros”.

Entre sus propiedades destacan su rigidez, dureza y tenacidad, lo que le confiere una gran estabilidad y resistencia a impactos o vibraciones, incluso a bajas temperaturas. Todas estas propiedades lo convierten en un plástico muy utilizado en diferentes sectores. De hecho, es el material empleado en muchas de las impresoras 3D del mercado.

Volviendo a la industria automotriz, otra de las grandes ventajas del plástico ABS es que admite ser pintado. Además, se puede mezclar con otro tipo de materiales como el policarbonato (PC). Debido a todas estas cualidades, el ABS se utiliza en numerosas partes del vehículo, como es el caso de consolas y paneles de instrumentos, guanteras, recubrimiento de airbags, paragolpes, carcasas, rejillas, etc.

Lo mejor para reparar plásticos ABS

TEROSON PU 9225 SF ME: se utiliza para reparar cualquier tipo de daño en piezas de plástico. Es un adhesivo de alta resistencia mecánica. Otras de sus ventajas son que se puede pintar, goza de un curado muy rápido, es fácil de lijar, etc. Combinado con la inprimacion TEROSON 150 se consigue una adhesión extraordinaria.

TEROSON PU 9225: es un adhesivo que se utiliza para reparaciones de mayor envergadura, como en agujeros de hasta 7 mm de diámetro, gracias a que dispone de un curado más lento y, por tanto, de un tiempo de manipulación y aplicación más amplio. Aunque puede curar a temperatura ambiente, se recomienda el uso de una estufa de infrarrojos.

TEROSON PU 6700 MEes una alternativa al TEROSON PU 9225, ya que es similar pero muestra algo más de rigidez. Está indicado para reparaciones como las efectuadas sobre los paragolpes de fibra presentes en autobuses y vehículos comerciales. Para su curado, también se recomienda una estufa de rayos IR.

TEROSON UP 250: masilla para plásticos indicada para la reparación de pequeños desperfectos en piezas exteriores. Es flexible, se lija muy bien y gracias a su textura fina se puede lograr un acabado suave y sin imperfecciones. Se recomienda aplicar como último paso de la reparación una vez hayan sido lijadas las masillas de relleno anteriormente citadas.

Por último, te recordamos que, para que la reparación tenga éxito, las piezas tienen que estar perfectamente limpias y desengrasadas, para lo que te recomendamos TEROSON VR 20.

ebook orden en el taller

Categorias: Tratamiento plástico, Limpieza y mantenimiento