<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Que debes saber sobre el barniz para faros

Por Ruta 401

El barniz para faros, también conocido como laca, es la última capa de pintura que se aplica sobre este elemento de la carrocería del vehículo. Se trata de una pintura de acabado traslúcida que aporta protección y resistencia. Además, los barnices embellecen las superficies aportando brillo (aunque también los hay satinados y mates) y, sobre otras zonas, potenciando los efectos de colores metalizados y perlados.

De hecho, este tipo de pintura se aplica normalmente sobre la carrocería del vehículo pero, hoy en día, la utilización del policarbonato en las tulipas de los faros y la necesidad de su restauración con el paso de los años ha hecho que los fabricantes de pintura desarrollen barnices específicos para faros.

LOC - barniz para faros

 

¿Por qué es necesario barnizar un faro tras haberlo restaurado?

El policarbonato es un material plástico que se caracteriza por su gran translucidez. Sin embargo, tiene una marcada tendencia a envejecer y amarillearse. Por eso, cualquier óptica lleva de origen una capa que lo protege del ataque químico de los distintos agentes atmosféricos y de las pequeñas agresiones a las que se ve sometido día a día.

Aún así, una exposición prolongada a estos o el propio proceso de restauración pueden hacer que dicha capa se deteriore y desaparezca, dejando el plástico sin protección alguna. Por tanto, barnizar un faro responde a la necesidad de proteger el policarbonato para dotarlo de resistencia y aumentar su durabilidad.

¿Qué barniz usar para faros?

En términos generales, se puede utilizar cualquier barniz que sea de calidad. Ahora bien, el uso de productos tradicionales en lugar de un barniz para faros específico no es la opción recomendada por los fabricantes, ya que presenta algunos inconvenientes como los siguientes:

  • Los barnices tradicionales de baja calidad tienen una marcada tendencia a amarillear que puede modificar las características del haz de luz emitido.

  • No existe una garantía del fabricante que asegure que, tras la aplicación, se conserven los niveles mínimos de luminosidad.

  • En algunos casos, el tiempo de secado es mayor, lo que alarga la reparación y el plazo de entrega del vehículo.

  • No están preparados para revestir superficies plásticas. Esto obliga a utilizar plastificantes que eviten el agrietamiento y a utilizar promotores de la adhesión, como TEROSON 150, que garanticen el agarre del barniz al plástico.

Así pues, el único producto que puede garantizar unas especificaciones lumínicas adecuadas y una buena adhesión sobre el plástico es el barniz para faros. Esta laca específica se distribuye en dos formatos: en lata de dos componentes para aplicar a pistola (cuyo secado es químico y se produce al entrar en contacto con un catalizador), y en aerosol de un componente formulado para aplicaciones profesionales y particulares (cuyo secado se produce por contacto con el aire).

Entre ambos formatos, los barnices para faros de dos componentes siempre ofrecen un acabado más profesional, ya que permiten cubrir con mayor eficacia las imperfecciones que presenta la tulipa. Además, como cubren más, pueden utilizarse como capa de relleno que, una vez seca, se lije para igualar la superficie antes de pulirla o volverla a lacar.

¿Cómo se aplica un barniz para faros?

Como sucede con cualquier otra pintura, siempre hay que seguir las indicaciones del fabricante, pero de forma general estos son los pasos que se deben seguir al aplicar un barniz para faros:

  1. Valorar la opción de desmontar el faro para barnizarlo más cómodamente, sin necesidad de introducir el vehículo en la cabina ni de enmascararlo.

  2. Enmascarar las partes del faro y/o del vehículo que no se vayan a barnizar.

  3. Efectuar un lijado previo para eliminar el deterioro que presente. El grano utilizado va a depender de la gravedad del daño y de lo amarilleada que esté la pieza. Como referencia, se aconseja utilizar granos entre P-360 y P-400 para daños más severos, y P-600 o P-800 para imperfecciones menos graves. También es recomendable utilizar rotorbitales de 75 mm para reducir el tamaño de la raya y mejorar el acabado.

  4. Afinar la superficie para rebajar la raya de lija provocada en el paso anterior. Se debe afinar de forma progresiva hasta llegar a un grano entre P-1200 o P-2000, según el tipo de barniz para faros que se utilice y las indicaciones del fabricante. Nunca se pueden saltar más de tres granos durante el proceso de afinado.

  5. Soplar la superficie.

  6. Desengrasar con un limpiador como TEROSON VR 20.

  7. Pasar un paño atrapapolvo.

  8. Preparar el barniz para faros. Si es de 2 componentes a pistola, se debe realizar la mezcla pertinente según la relación indicada por el fabricante. Mientras que, si es en aerosol de un componente, se debe agitar enérgicamente el bote durante uno o dos minutos.

  9. Aplicar una primera mano de laca para faros que sea fina. Esta mano sirve de agarre para la siguiente y no se debe sobrecargar.

  10. Dejar evaporar los disolventes el tiempo establecido por el fabricante.

  11. Aplicar una segunda mano más cargada. Si se aplica un barniz para faros a pistola, se tiene que seguir la técnica básica de aplicación de pinturas a pistola y, si se utiliza laca en espray, se deben dar pasadas cruzadas para conseguir una óptima cobertura.

  12. Dejar secar.

  13. Si el faro presentaba daños que había que rellenar, lijar de nuevo para igualar la superficie y pulir, con un pulimento como TEROSON WX 15, o rebarnizar.

  14. Montar el faro si se desmontó.

  15. Ajustar la altura del haz de luz con el regloscopio.

Conclusión

El barnizado de faros es una operación necesaria tras haber restaurado una óptica, especialmente cuando la capa de protección está muy deteriorada o ha sido eliminada tras el lijado previo. La laca que se debe utilizar tiene que ser específica para estos elementos del vehículo, ya que el barniz para faros es el único que garantiza unos niveles de transparencia y luminosidad adecuados. Tras su reparación y barnizado, el faro va a volver a cumplir su función sin detrimento alguno.

New Call-to-action