<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

7 errores que no debes cometer en la gestión de un taller mecánico

Por Ruta 401

Seamos sinceros. Los talleres mecánicos no son los negocios con la mejor imagen del mundo. Para que tu taller sea una de las excepciones que, por supuesto, también existen, será necesario que no cometas estos errores a la hora de gestionarlo.

gestion-taller-mecanico-1

Personal poco cualificado

En un taller profesional deben trabajar mecánicos profesionales, que tengan un dominio de alguna o varias especialidades, con formación y experiencia que así lo acrediten. No tiene cabida al amigo manitas o el familiar que cree saber mucho de coches.

Información al cliente

Uno de los aspectos más importantes de la gestión de un taller tiene que ver con la atención al cliente. Un taller mecánico debe ofrecer la mayor transparencia posible a sus clientes y facilitar toda la información relativa a precios y horarios. Asimismo, debe proveer de hojas de reclamaciones e informar de cualquier contratiempo que encuentre en el coche en un plazo de 48 horas idealmente.

Materiales y equipos

Para llevar a cabo los arreglos y tareas propias de un taller mecánico es necesario tener los equipos, aparatos e infraestructuras necesarias.  Si un taller no tiene el equipo o las piezas necesarias para arreglar una avería o realizar una determinada modificación en un vehículo estará perdiendo clientes. En caso de que el taller no tenga las piezas necesarias, debe tener los contactos necesarios para conseguirlas en el menor plazo de tiempo posible.

Seguridad

Ten en cuenta que en un taller se trabaja con materiales tóxicos, piezas metálicas pesadas, herramientas cortantes, sopletes y un largo etcétera de utensilios susceptibles de causar algún accidente laboral. Es muy importante disponer de todos aquellos elementos que permiten a los mecánicos ejercer su trabajo en un clima de seguridad laboral.

Falta de espíritu crítico

Gestionar un taller también significa saber cuáles son sus puntos fuertes y sus puntos débiles y establecer estrategias para potenciar unos y minimizar los otros. ¿Falta personal? ¿Los clientes se quejan de los plazos para los arreglos? ¿Tu servicio de chapa y pintura no está a la altura?

Mala publicidad y promoción

Hoy en día la publicidad y la promoción son básicas para dar a conocer cualquier negocio. Muchos de los talleres tienen éxito debido a que llevan muchos años ofreciendo sus servicios y ya tienen una reputación ganada. Pero, ¿cómo convencer a los clientes de acudir a tu taller y no a otro? Agudiza tu ingenio, y sin dejar de brindar el mejor servicio, considera ofrecer promociones interesantes para tus clientes.

Ignorar la tecnología

Hoy en día la tecnología ofrece numerosas soluciones para la gestión de negocios. En internet se pueden encontrar diversos programas y aplicaciones que permiten monitorizar y gestionar todos los aspectos de un taller, desde las listas de pedidos, hasta los precios pasando por las relaciones de compra y venta con proveedores y clientes.

 
 
tutoriales-centro-de-recursos  

Categorias: Gestión