Silicona estructural, un adhesivo eficaz y duradero

Por Ruta 401

Hoy queremos profundizar un poco más en un producto que se usa de forma habitual en el taller y cuya función tiene que ver con la adhesión y sellado de piezas. Hablamos de la silicona estructural.

silicona-estructural.jpg

Algunos datos de interés sobre la silicona

La silicona es uno de los adhesivos de uso más habitual en numerosos ámbitos, principalmente por su alta capacidad para el sellado de superficies. Se trata de un producto descubierto en los años 40 por el profesor F. Kipping, pionero en el desarrollo de los polímeros de silicio, a los cuáles llamó “siliconas”.

La silicona se clasifica dentro del grupo de los adhesivos elásticos. Estos adhesivos se pueden (y suelen) emplear en uniones estructurales, pero su punto fuerte es el sellado de superficies. Dentro de este grupo de adhesivos los más comunes son:

  • Los poliuretanos
  • Los silanos modificados
  • Las citadas siliconas

Estos adhesivos los podemos encontrar en multitud de formatos, dependiendo de su viscosidad o de los materiales para los que están indicados. Otra de las distinciones habituales es la que diferencia entre las siliconas monocomponentes y las bicomponentes:

  • Las monocomponentes reaccionan con la humedad ambiental y no necesitan ningún otro componente añadido. Van curando desde su capa externa hacia el interior y conforme se va completando el proceso se van volviendo más impermeables a la humedad.
  • Las bicomponentes necesitan reaccionar con otro componente, el cual se suele mezclar en el momento de la aplicación mediante boquillas estáticas de mezcla. Con las bicomponentes el tiempo de curado suele ser inferior.

Tipos de siliconas

Las siliconas suelen clasificarse según los subgrupos de reacción que generan durante su curado:

  • Acéticas: liberan ácido acético, el típico olor a vinagre.
  • Alcoxi: suelen liberar alcoholes, fundamentalmente metanol.
  • Amínicas: liberan aminas (compuesto derivado del amoniaco).
  • Oxímicas: también se las conoce como siliconas neutras.

¿Qué ventajas ofrece la silicona estructural?

  • Gran adherencia y capacidad de sellado en una gran variedad de superficies.
  • Puede soportar temperaturas entre -55 ºC y 250 ºC.
  • Gran durabilidad.
  • Resistente a la humedad.
  • Baja conductividad eléctrica.

Debido a todas estas ventajas la silicona se usa de forma frecuente para la adhesión y sellado de componentes mecánicos y eléctricos: gomas, tubos, electrodomésticos, aparatos de refrigeración, vidrio, sellado y juntas en automoción, elementos eléctricos, etc.

Productos recomendados

Si necesitamos un adhesivo de silicona estructural, una de las opciones más recomendables es LOCTITE 5660, una silicona monocomponente que reacciona a temperatura ambiente y que es capaz de trabajar en ambientes con temperaturas que van de los -55 °C a +200 °C.

Por otro lado, la gama LOCTITE SI 5366, SI 5367 y SI 5368 cubre una gran variedad de necesidades de adhesión, sellado y protección de componentes sujetos a vibraciones o movimientos constantes. Estos productos son efectivos para la adhesión de vidrio, metal, cerámica, composites y la mayoría de plásticos.

Por su parte, LOCTITE SI 5399 es una silicona estructural que se emplea, generalmente, en aplicaciones de unión y sellado a altas temperaturas (hasta 350 °C).

Todos estos productos garantizan una adhesión y un sellado óptimos, siempre y cuando los usemos de forma adecuada.

Esperamos que el contenido de este artículo te haya sido de utilidad.

tutoriales-centro-de-recursos

Categorias: Carrocería y parabrisas, Sellado