Funciones de los ferodos que debes saber

Por Ruta 401

Los ferodos son forros de fibras e hilos metálicos que se colocan en las zapatas de los frenos. Se trata de un elemento que se usa a diario en la conducción y que recubre las pastillas de freno y los discos de embrague.

Ferodos.jpg

 

GUÍA GRATUITA SOBRE LA SEGURIDAD EN EL TALLER

 

Un poco de historia


Su origen viene de una empresa británica fundada a finales del siglo pasado por Herbert Frood, un técnico muy ingenioso que estaba muy interesado en los posibles problemas de frenado de los vehículos.

Frood, al observar las dificultades que los carros agrícolas tenían para frenar en las pendientes de las carreteras, pensó en utilizar unas pinzas de madera que funcionaban como frenos, pero recubriéndolas con un material capaz de resistir el calor producido por el rozamiento. Para ello ideó forros especiales constituidos por amianto en tiras y por fibras textiles con la adición de substancias químicas para mejorar su eficacia. Así surgieron los primeros ferodos, que la firma utilizó para su razón social: Ferodo Ltd.

Aunque esta es la denominación de su primer fabricante, la palabra ferodo entró en el lenguaje corriente y es la forma en las que nos referimos a los materiales de fricción empleados en el sector para forros de frenos, embragues, etc.

Unos años más tarde su composición cambió ligeramente: en general, los ferodos actuales (empleados en las zapatas de los frenos de tambor, en las pastillas de los frenos de disco y en los discos de embrague) están constituidos por filamentos metálicos (de latón o zinc), resinas fenólicas o caucho. Esta aglomeración es prensada en caliente en matrices especiales. Desde el año 2002 está prohibido usar amianto en la fabricación de cualquier producto, y por tanto también en los ferodos, aunque se han ido reduciendo progresivamente.

 

¿Cuáles son las características del ferodo?

Para desarrollar adecuadamente su función debe poseer las propiedades siguientes:

  • Resistencia al calor
  • Elevado coeficiente de rozamiento
  • Escasa sensibilidad a los efectos producidos por la humedad o por trazas de aceite
  • Resistencia mecánica y conductibilidad térmica

Para colocar los ferodos sobre las superficies metálicas de soporte se pueden emplear remaches o más comúnmente adhesivos estructurales.  De los que contamos con una gran variedad en LOCTITE.

Hay que tener en cuenta que las pastillas de freno son uno de los elementos del coche más importantes. Si están en mal estado o desgastadas hay riesgo de caída durante la frenada o de rotura del disco de freno, con el riesgo de tener un accidente.

Las pastillas de freno tienen que adaptarse al disco de freno ofreciendo una fricción adecuada y estable dependiendo de la temperatura y presión en la que se encuentren. Los fabricantes de pastillas hacen numerosas pruebas para alcanzar la calidad óptima según el tipo de pastilla y para ello usan materiales como:

  • Fibras sintéticas o materiales para el armazón de la pastilla (las más frecuentes son la fibra de arámida y la fibra de vidrio).
  • Cargas minerales para la resistencia a altas temperaturas (barita, talco, mica…)
  • Compuestos metálicos para regular la transferencia del calor y fricción con el disco, que se añaden en forma de polvo o virutas de coro o bronce.
  • Diferentes compuestos que mejoran fricción y durabilidad de la superficie del disco, como el grafito o la antracita.

¿Sabías todo esto de los ferodos?  

 

tutoriales-centro-de-recursos

Categorias: Seguridad