¿Cómo influye la caja de dirección en el comportamiento del vehículo?

Por Ruta 401

Seguro que ya sabes que la caja de dirección es uno de los elementos  que más influyen en la maniobrabilidad y comportamiento de un vehículo, ¿pero conoces en profundidad los elementos que la conforman? A continuación veremos los componentes que forman parte de este sistema, explicaremos su funcionamiento y citaremos los tipos de cajas de dirección que podemos encontrarnos en el taller.

caja-direccion.jpg

¿Qué es una caja de dirección?

Básicamente, una caja de dirección está formada por todos aquellos elementos y mecanismos que trabajan conjuntamente con el objetivo de transmitir a las ruedas los movimientos del volante efectuados por el conductor.

¿Cómo desmontar y montar un motor desde cero? Guía paso a paso

Para que un coche realice la trayectoria deseada por el conductor, es necesario que las piezas del eje delantero cumplan una serie de condiciones, por lo que la caja de dirección es uno de los sistemas más sofisticados del automóvil.

¿Cómo funciona una caja de dirección?

El volante es el único elemento del sistema que es manejado por el propio conductor. Está unido a la columna de dirección, la cual se encarga de transmitir el movimiento desde el volante a la caja de dirección.

En el pasado la mayor parte de estas columnas de dirección eran rígidas y suponían un grave peligro para el conductor en caso de choque frontal. En la actualidad, y con el objetivo de aumentar la seguridad, la mayor parte de estos elementos se dividen en diferentes articulaciones y son deformables.

La columna de dirección acaba en la caja de dirección, que se encarga de transformar el movimiento rotativo en movimiento longitudinal, empleando para ello un brazo de mando que se monta en la salida de la caja. Este brazo permite, por ejemplo, la reducción en el grado de giro de las ruedas, es decir, si el volante gira una vuelta completa (360 º), las ruedas viran un ángulo menor. La caja de dirección también se encarga de proporcionar cierta progresividad en los giros, haciendo que cuanto más se gire el volante, más viren las ruedas.

Por otro lado, también es el elemento encargado de proporcionar lo que se conoce como dirección irreversible. Esta cualidad permite que se puedan transmitir con facilidad los movimientos del volante a las ruedas, pero no al contrario.

Tipos de cajas de dirección

En el sector del automóvil, se han empleado principalmente dos tipos de cajas de dirección:

  • Sistema de tornillo sin fin. Este sistema permite transmitir movimiento entre dos ejes colocados perpendicularmente entre sí. Generalmente, se trata de un sistema de dirección irreversible y unidireccional. Para transmitir el movimiento se vale de dos elementos principales: un tornillo sin fin y un engranaje circular al cual va unido
  • Sistema por cremallera. Se caracteriza por tener dos piezas principales: el piñón, que consiste en una rueda dentada, y la cremallera, la cual no es más que una rueda dentada. El piñón va acoplado a la cremallera de forma que al girar le transmite a ésta el movimiento de forma lineal.

Si bien estos son los sistemas de dirección más básicos y más usados en la mayoría de vehículos, también podemos encontrar otros, como la servodirección por émbolo o pistón, la servodirección por cremallera (con o sin ayuda electrónica) o la caja de dirección electromecánica.

Un automóvil es la conjunción de cientos de piezas y sistemas que trabajan con un mismo objetivo, y cuya coordinación debe ser perfecta. Esperamos que este post te haya ayudado a saber un poco más sobre la caja de dirección y su función.

New Call-to-action

Categorias: Mecánica